INTRODUCCION AL RAPID-BALL

El Rapid-Ball es un deporte ideal para todas las edades. Se juega en una pista de Squash con una pelota de Racquet-Ball (similar a una pelota de tenis pero sin pelusilla, es de goma y un poco más pequeña). La raqueta es una raqueta de Racquet-Ball aunque se puede jugar también con una raqueta de tenis para niños ya que tiene un tamaño similar y es mucho más económica.

Las reglas son sencillas y fáciles de aprender. En el Rapid-Ball tiene la posibilidad de golpear la pelota después de que vuelva de la pared de atrás y no existe red, por lo que se consiguen peloteos largos fácilmente.

Si encuentra que el Squash es demasiado duro para sus articulaciones, o si tiene algún tipo de lesión o molestia en la rodilla, la espalda o el brazo y está desesperado para volver a la pista, este puede ser el deporte para Usted. La pelota tiene un bote alto que permite suficiente tiempo para el golpe sin tener que forzar tanto como en el Squash. El Rapid-Ball también es ideal ya que iguala a jugadores de otros deportes de raqueta como el tenis, el Squash o el Badminton.

Es un deporte aeróbico que proporciona gran movilidad sin un exceso de tensión. Algunos afirman que es similar a hacer footing pero con el interés añadido de una pelota y un contrincante a quien batir. El resultado es un buen entreno en el que se suda mucho que dura unos 45 minutos.

COMO SE INVENTO EL RAPID-BALL

Hace un par de años, después de llevar jugando durante 35 años a squash varias veces por semana, el cuerpo del inventor de este nuevo deporte (Peter V. Haighton) no aguantaba más...

Así que, un buen día se fue con un amigo a una pista de squash, con dos raquetas de tenis de niño y una pelota de racquetball, y empezaron a jugar. Después de varias sesiones y de mucho estudio, las reglas empezaron a formarse con el objetivo de conseguir un deporte fácil de aprender y sin la complicación de los lets y puntos del squash.

Poco a poco – y a pesar de recibir muchas quejas por parte de los jugadores jóvenes – más gente quería probar este nuevo deporte, sobre todo los jugadores de más de treinta años de edad. Se corrió la voz y muchos ex jugadores de squash que habían dejado de jugar debido a sus lesiones, vinieron a probar el nuevo deporte. Estos jugadores disfrutaron de un ejercicio aeróbico intenso, sin sufrir molestias por sus lesiones al no ser los movimientos tan bruscos como los del squash.

Desde entonces este deporte ha progresado mucho y el nivel alcanzado ha superado lo imaginable, con la participación de jugadores de muy alto nivel procedentes de otros deportes de raqueta (tenis, padel y squash) plenamente involucrados en el Rapid-Ball y compitiendo entre ellos de manera habitual.

LOS BENEFICIOS DEL RAPID-BALL PARA UN CLUB DE SQUASH

Hace unos años muchos clubes de squash por todo el territorio español estaban pasando por una etapa de reducción en el número de socios. La introducción de Rapid-Ball ha significado un incremento en el número de socios ya que muchos jugadores retirados del tenis, padel y squash se han apuntado a este nuevo deporte
La utilización de las pistas de squash ha incrementado tanto hasta llegar a un punto de saturación. Algunos clubes nos informan que el porcentaje de uso de las pistas de Rapid-Ball/squash es del 50% cada uno y algunos socios se quejan de la falta de disponibilidad de pistas. Se están construyendo nuevos clubes específicos de Rapid-Ball para satisfacer la gran demanda actual de pistas del este nuevo deporte.


VOLVER A LA PAGINA HOME